Dedicate al menudeo

Mi sugerencia de hoy es esta Dedícate al menudeo ¿Y que es el menudeo?

La palabra menudeo junto a la de arte, puede sonar mal, pero ya sabéis que siempre escribo con un punto de ironía y he escogido esa palabra un poco castiza, porque también me gusta hablar de las cosas desde la realidad. El idealismo está bien a la hora de pintar, pero a la hora de vender nuestra obra, cuanto más apegados a la realidad estemos mejor nos van a ir las cosas.

En tiempos de crisis y no crisis, o sea en cualquier momento las cosas pequeñas y de bajo coste se venden siempre.

El otro día hablaba de buscar elementos de nuestra obra que se pudieran comercializar adaptandolos a diferentes formatos, lineas, diseños, etc.

Si nos es difícil vender una obra de 1000 euros, vendamos algo de nuestro trabajo que se pueda adaptar a un precio más bajo. Eso nos ayudara a continuar con nuestra carrera, a pagar nuestros materiales, a pagar nuestros gastos generales de la casa, de la ropa, etc. o sea a nuestra supervivencia, a comer, en una palabra.

1000 euros para una obra no es nada del otro mundo, vaya que es algo bastante asequible, pero no para el gran público, pero 25 euros ya es muchisimo más asequible y además nos cuesta menos desprendernos de esa cantidad, ¡vaya! que no nos lo pensamos tanto. Y la ventaja es que nuestra obra se promociona mucho más, llega a más lugares y es una manera sencilla de interesar a los compradores, que posteriormente pueden adquirir también nuestra obra de formato más grande.

Muchos artistas ya han visto esa forma de comercializar su obra adaptandose al mercado. Que quede claro que esto no tiene nada que ver con adaptarse al gusto del mercado, no, porque eso nos crearia frustración y al final si te adaptas a los gustos de los demás, acabas perdiendo la propia personalidad y no gustando a nadie.

Como sabéis siempre ando rastreando por la red, ja, ja, ja, tengo un peligro. Si, voy indagando que está haciendo la gente que sabe comercializar su obra. La gente que tiene ideas brillantes. En definitiva busco siempre aprender lo que no sé, de las personas que si saben. Artistas, coach, emprendedores, artistas empresarios, gente de marketing, todo aquel que me puede enseñar. Luego todo ese material de información que encuentro, lo paso por el filtro de mi carácter, de mi personalidad y adapto aquello que me es afín y con lo que yo me voy a sentir cómoda.

Entonces de todos mis paseos por la red donde he visto un sinfín de ideas novedosas, ingeniosas, hay varias que podemos poner en práctica. Una de ellas es vender obra impresa en papel. Hay gente que tiene fotocopiadora propia y ellos mismos hacen sus copias o también se puede hacer a través de las diferentes empresas que existen por Internet, como Imagekind (donde estoy yo) o Artondemand, etc.

Voy a hablar de como funciona Imagekind y como puedes beneficiarte de su servicio. Básicamente es como una imprenta de las de toda la vida. Ahí puedes subir tus imagenes y cuando un cliente le gusta alguna de tus imagenes, el elige en que formato y en que superficie la quiere, sobre papel, sobre lienzo, como postal, etc., y ellos le cobran y le envían la obra y luego te pagan a ti. Entonces puedes hacer dos cosas, o bien estar ahí a la espera de que alguien encargue alguna imagen o bien las encargas y las pagas tu y las tienes en tu casa y cuando alguien te las pide se las vendes y envías tu mismo.

Si la gente no te puede comprar tu obra original, si pueden comprarte la misma obra en otro formato o con otra técnica que la hace más asequible a sus bolsillos.

¡¡¡Proximas entradas más ideas!!!.

Gracias a todos los que leeis este blog y a mis seguidores. Vuestros comentarios me motivan para seguir dando la lata. Pensároslo, ja,ja,ja.

El valor añadido en el Arte

Leía hoy el blog de esta cantante, http://christinekane.com/blog/the-boringness-of-success/
donde habla entre otras cosas de como siguiendo su pasión por la música ha conseguido que esa sea su profesión, su medio de vida. Ahí explica, los escollos que tuvo que vencer y lo que ha tenido que aprender durante el camino, sobre todo en confiar en si misma y en sus posibilidades, desoyendo voces que le querían apartar de sus sueños. También habla de la profesionalidad y de todos los detalles alrededor de eso. Me admira como esta cantante ha sabido añadir valor a su música y a ella misma.
Entonces su lectura me hace reflexionar sobre el valor añadido de las cosas. Eso lo saben los publicistas, creo que es su primera lección. Rodear a un producto de un entorno de calidad, su envase, su nombre, la foto. En definitiva, una buena puesta en escena. No compraríamos un perfume de Chanel en un mercadillo o con un envase descuidado. O sea la mayoría de las veces en realidad lo que estamos comprando es el valor añadido de los productos.

¿Que hacemos los que nos dedicamos al arte? Normalmente presentamos la obra desnuda de valor añadido. Y lo que es peor nos presentamos a nosotros mismos desnudos de ese valor añadido.

Voy a explicarme sobre lo que yo entiendo por valor añadido aplicado a nuestro trabajo.

Por ejemplo, hemos acabado una obra y queremos presentarla, bien para exposición o bien para comercializarla, ¿Cuantos detalles alrededor se nos escapan? ¿Como presentamos esa obra? ¿Hemos hecho una buena foto? Mis primeras fotos eran de risa, de hecho una día fui a enseñarle las fotos a un galerísta y supo enseguida donde vivía, como tendía la ropa, en fin un desastre. Había puesto el cuadro delante del tendedero, en el balcón.

Las tarjetas de visita que presentamos ¿o no tenemos tarjetas? apuntamos ahí nuestro teléfono en un papelillo sobre la marcha, delante del galerísta o de quien sea. Aquí entono el mea culpa, yo tengo tarjetas pero he de hacerme unas de mejor calidad, me refiero con un diseño más apropiado ¿Y el dossier son cuatro papeles mal avenidos, peleados entre ellos? o ni siquiera tenéis dossier, yo tampoco tenía, cuando empezaba en esto, llevaba las fotos en el mismo sobre que te dan cuando las revelas ja, ja, ja, y allí las sacaba y las miraba el galerísta pacientemente, pensando tal vez que estaba haciendo una obra de caridad, dándome su tiempo.

Esos ejemplos que he puesto más arriba son lo más básico, el abc de este tema, pero quedan en el aire montón de detalles y acciones, que hemos de tomar si de verdad queremos que esto nos funcione.

Aprender, aprender y aprender, sobre todo lo que rodee a nuestra actividad. A comercializar nuestra obra, a manejar nuestra economía, a saber presentarse, a saber como tratar con las personas, etc. Hemos de ser el hombre orquesta, hasta que no podamos pagar a alguien o algún familiar o amigo nos ayude desinteresadamente. Hay mucho trabajo que hacer, si alguien se ofrece a ayudaros en algunas tareas, decirles que si. Lo que ahora vemos como algo pequeño, a medida que vaya creciendo nos va a ocupar más tiempo.

Seguiré escribiendo sobre todos los detalles que rodean a la comercialización de nuestra obra y como esos detalles, pueden contribuir a mejorar nuestros resultados.

El primer secreto del éxito. Parte 2

Como comentaba en la entrada anterior, primero, prepararnos lo mejor posible, y en segundo lugar aplicar las estrategias adecuadas para promocionar nuestro trabajo.

Se trata de tener armas para luchar, eso hará que vayamos teniendo más confianza en nosotros mismos. Actuar en todos los aspectos que nos atañen y llevar nosotros las riendas, de manera que las decisiones de otros, no nos impidan llegar adonde queremos. Utilizar artillería pesada, pero también estar atentos a los pequeños detalles.

Pero vayamos a lo práctico, ahí van algunas de las primeras acciones que tenemos que emprender. Hablaba el otro día de que lo más básico o por donde tenemos que empezar es mostrando nuestro trabajo. Lo ideal para ello es hacernos una página web y un blog, pueden ser de dominio propio o bien tener un espacio en portales de arte, los hay gratuitos y de pago.

Ventajas y desventajas de las dos opciones. Yo tengo mi página con mi nombre de dominio, la tengo hospedada en http://www.hostalia.com/, y me cuesta el hospedaje 59,04 €/anual y renovar el nombre de dominio 11,90 €./anual. El blog de momento lo tengo en Blogger pero estoy pensando comprar un dominio, porque Blogger te deja alojar también con tu dominio propio.

Una web propia te da autonomía, la desventaja es que tienes que atraer el tráfico tú, aunque los buscadores también te traen visitas.

Espacio en un Portal. La ventaja es el tráfico. Si es de pago suelen mandar boletines por correo electrónico, donde publicitan tus obras, aunque no siempre es así. Hay sitios que lo hacen y otros que no. Hay que informarse si te dan esta opción.

La desventaja de algunos Portales es que suele haber mucha gente, eso hace difícil que alguien te encuentre. Y además no siempre se trabajan el tema publicidad. Con lo cual, salvo excepciones, estas ahí de relleno.

Yo aconsejo las dos opciones, tener web y blog propios y tener tus imágenes también en un Portal (o en varios), así tenemos más posibilidades.

Hay un sitio que me gusta mucho, porque aplica estrategias de marketing, no sólo es un Portal donde colgar tus imágenes. Es de pago cuesta desde 8 $/mes hasta 40$/mes depende de los servicios que quieras usar. Te dan 60 días de prueba, gratis.

http://www.fineartstudioonline.com/

Luego hay tiendas como, Etsy shop, es un sitio de arte, artesanía, diseño, tiene una imagen muy cuidada, con un entorno muy agradable, etc.

http://www.etsy.com/

Otra tienda, como Etsy o como Ebay, es http://www.bigcartel.com/ también está muy bien, ahí puedes poner hasta 100 obras a la venta y tienes tu propia tienda. Primero para funcionar ahí, tienes que hacerte una cuenta en Paypal, Business o Premier, así los compradores pagan a través de Paypal.

Luego aquí en España veo otro sitio que tiene mucho tráfico, e incluso si vas a la página principal arriba a la derecha, pone las obras que se han vendido, este sitio es http://www.artelista.com/

También hay sitios que sin ser de ventas, se pueden hacer contactos que pueden dar lugar a ventas. Uno de estos sitios que son interesantes por su tráfico de gente y por su estructura que favorece la interrelación, es Flickr, os pongo mi enlace ahí.

http://www.flickr.com/photos/anaglez/

Bueno voy a seguir dando datos, enlaces, sugerencias, de momento hoy aquí lo dejo.

El primer secreto del éxito. Parte 1

Decía Emerson que “La confianza en sí mismo es el primer secreto del éxito”
esta frase la tengo entre una de mis favoritas. Yo también creo que es así. Pero ¿cuando dió Emerson con esta frase, cuando ya estaba teniendo éxito o cuando estaba iniciando el camino?

Cuando estamos emprendiendo algo nuevo las dudas nos asaltan a cada momento, ¿lo conseguiré? ¿seré capaz de llegar adonde quiero? ¿perderé mi dinero? Me gustaría hacer lo mismo que fulanito ¿podré hacerlo yo también? ¿Este sacrificio que estoy haciendo me servirá para algo? Y así un sinfín de preguntas, o sea no estamos teniendo confianza en nosotros mismos, al contrario, confiamos lo justito para atrevernos a empezar, que ya es bastante. Si nos atrevemos a empezar yo diría que es suficiente.

Entonces la famosa frase de Emerson, sacada de parte de un ensayo, yo pienso, que vino después de observar algunos casos de éxito o el suyo propio. http://www.articlearchives.com/1001231-1.html
(No os perdáis este artículo, es de obligada lectura)

Por lo tanto yo creo qué cuando estamos empezando algo nuevo, tenemos que tener la voluntad de creer en nosotros mismos, ya que aun no tenemos la confianza de la que habla Emerson. LA VOLUNTAD, a pesar de todo, a pesar de que no nos sintamos apoyados por nuestra familia, a pesar de que parezca que las puertas solo se abren para otros, a pesar de lo que sea.

En ese confiar en uno mismo está también lo que conseguimos en la vida. Queremos, por ejemplo estar en una buena galería, pero sin embargo en nuestro fuero interno no creemos que ese sea nuestro sitio, en el fondo pensamos o bien que aun no estamos preparados para “picar” tan alto, o que nuestro dibujo no es tan perfecto o que nuestro curriculum no es el adecuado, o que somos muy jóvenes aun o que ya somos muy mayores, y así todos esos pensamientos nos mantienen en el lugar donde estamos, aunque no queramos estar ahí. ¿es una contradicción verdad? Pues así es, cuando pensamos que no merecemos algo, normalmente no lo conseguimos, porque nuestras fuerzas no están trabajando conjuntamente por ese objetivo. Las cosas vienen cuando estamos maduros para recibirlas.

No he descubierto nada nuevo, casi todo lo que se conforma en nuestra vida se forja de dentro hacia afuera. Eso es una buena noticia, parece que podemos influir en nuestro destino más de lo que pensábamos. Pero es una mala noticia a la vez, ya no podemos quejarnos más, hemos crecido de golpe.

Entonces llegados a este punto ¿que hacer? Si parece que nos boicoteamos a nosotros mismos, si resulta que tenemos al enemigo en casa…, pues trabajar en varias direcciones para tener la plena confianza en que sí nos merecemos lo que deseamos.

Primero trabajar en nuestras habilidades para potenciarlas, me refiero a hacer las cosas lo mejor que podamos. Si nos damos cuenta de que tenemos grandes carencias, por ejemplo pensamos que nuestro dibujo es mejorable (aunque esto siempre lo vamos a pensar)o que fallamos con los colores más que una escopeta de feria, o que la composición se nos cae por todos sitios, pues habrá que aprender. Es una parte que nos dará más confianza en nosotros mismos, aprender lo que no sabemos.

Si tenemos un buen trabajo en el que confiamos, a la hora de enseñarlo vamos pisando fuerte, si no es así, la inseguridad la transpiramos por todos los poros de nuestra piel.

Más ideas de como construir tu red social. La falta de tiempo. Parte 2


Y mis sugerencias para aprovechar el tiempo son estas:

Mirad el correo una o dos veces al día como mucho, al menos que estemos esperando algo concreto que tengamos que despachar con urgencia, la mayoría de correos puede esperar al día siguiente para leerse. ¡No caigas en la tentación! Sé muy selectivo y práctico, no pulses en los enlaces de los correos, porque te lo diga el que te lo manda, hazlo sólo si crees que puede ser interesante para ti. Dile abiertamente a tus amigos que no te envíen información que a ti no te interesa, aunque ellos piensen que si, claro por eso te la mandan porque les interesa a ellos.

Internet está lleno de información interesante, todos la vemos a diario, no hace falta que nadie nos la mande, salvo algo muy puntual. Por ejemplo si yo quisiera leer chistes, visitaría páginas de chistes, si no las visito, es que no necesito que nadie me mande chistes.

Al principio, empezar a construir nuestras redes nos va a ocupar más tiempo que cuando ya están en marcha. Ya sabéis, hay que subscribirse, saber como funciona cada red, las herramientas que tiene, en fin que es normal titubear. Cuando ya nos hemos acostumbrado a ese sitio, el mantenimiento nos lleva menos tiempo, de manera que podemos visitar las diferentes redes sociales una vez al día o una o dos veces en semana, ya eso depende de lo rápido que queramos construir esa red. Lo mejor es ir a nuestro ritmo.

A veces pasa que entramos por primera vez a un sitio y vemos a alguien con redes de mil o más personas y queremos tener una red similar enseguida y no nos damos cuenta que esa persona lleva más tiempo que nosotros, puede que lleve años. Eso mismo me pasaba a mi cuando visitaba un blog y veía un montón de visitas y comentarios y pensaba, pero si yo tengo muy pocas y claro luego veía que esa persona había abierto su blog hacía tres años. Y además el número no es tan importante. ¡No te compares!

También os sugiero que no os apuntéis a todas las redes sociales de golpe como hice yo, eso es un error, mejor primero a una y cuando dominemos esa, a la siguiente. Tampoco hay que estar en todos los sitios, investigar primero cuales son los más interesantes desde el punto de vista de tráfico y también es importante estar donde nos sintamos más cómodos.

Ayer decidí seguir un plan para ver si era posible poner un tiempo y ajustarse a él, esto fue lo que pasó:

Encendí el ordenador a las 13 horas, miré el correo, eso me ocupó 5 minutos.
A continuación entré en los diferentes sitios que estoy, ahí me dediqué a contestar a otras personas, comentando en sus sitios, dando las gracias, etc.) Eso me ocupo 40 minutos
Mirando blogs ajenos y aprendiendo 15 minutos. En total gasté 1 hora.

No todos los días voy a estar una hora, unos días estaré más y otros días menos, o incluso nada, aunque pienso que alrededor de una hora no está mal para mí. Cada uno debe fijar su tiempo en función de las horas de que disponga o de las que quiera dedicar a construir su negocio.