Publicado el

El estilo, la creatividad y un mensaje potente

Esta semana he estado haciendo un poco el indio, es decir divagando, pintando y pensando. Lo que he pintado a modo de experimento. Un detalle del cuadro de la Infanta Margarita, de Velázquez. Ha sido una especie de copia del gran Maestro y lo que me ha llevado al tema que trato hoy. IMG_9530 Mis reflexiones han sido sobre el estilo y como influye en la creatividad. Si el estilo nos encorseta y nos resta espontaneidad, ó si se puede tener un estilo muy marcado y a la vez, dejarse llevar por la creatividad. IMG_9534 IMG_9535 Todo este “sinvivir” que se apoderó de mí, de repente esta semana, y que me ha hecho cuestionar mi trabajo actual, fué porque estuve estudiando la obra de unos artistas en los que veo un estilo y mensaje potente.

Entonces me pregunto ¿Necesito trabajar más sobre mi estilo? ¿Tengo que acotarlo, definirlo más para que el mensaje llegue más fuerte?

Entono el mea culpa, porque creo que tengo que contestar que sí. No he trabajado de manera inteligente, sino dispersa. Me he dispersado en los colores, en la tématica, en el tratamiento…

¿Qué es el estilo?

El estilo es el conjunto de signos identificativos de un artista.

¿Cuales son esos signos identificativos?

-La gama de colores que utiliza

-La temática

-La imaginería

-Su lenguaje visual

Y podría seguir con más signos, como las herramientas que utiliza, etc., pero he señalado los que me parecen principales. En otras ocasiones he hablado de lo importante que es para un artista, que se le identifique con su trabajo. ¡Es que es primordial!

Es más fácil decirlo que conseguirlo. Lo sé.

Hay artistas muy inteligentes que controlan al máximo este aspecto.

Por ejemplo, he estado estudiando a estos artistas y sus obras, que por otra parte, me encanta lo que hacen.

Jeremy Vargas, lo suyo son los paisajes, tratados de manera muy interesante. Lo veo como un artista muy concienzudo. Me lo imagino delante de esos paisajes, estudiando la luz durante horas, el color del mar y su movimiento.  De que otra forma, podría plasmarlo con tanta veracidad. Aquí su web.

Nathalie Lété, que ha creado su mundo a partir de los juguetes de los años 40 ó 50. Flores, pájaros. Una amplia gama de colores vivos. Se nota que ha trabajado mucho, por toda la imaginería que ha creado. Aquí  puedes visitar su página.

Dilka Bear, pienso que ha estudiado cuidadosamente los rasgos que quería que tuvieran sus personajes. Lo que más llama la atención y la identifica, son los ojos de los niños que pinta.

En cualquier sitio que los veas, sabrás que los ha pintado ella. Su página en Facebook

Aunque por otra parte, es muy fácil convertirse en esclavo del estilo. Eso me dá mucho miedo. Te puede aburrir, tanto control, pintar siempre más o menos parecido, con pocas variantes.

Tener un estilo muy marcado, acotado, con un mensaje muy potente, tiene muchas ventajas. La primera y principal es a la hora de comercializar la obra. De trabajar con un galerísta, etc.

Como conjugar ambas cosas, tener estilo y a la vez tener amplitud de movimientos, libertad.

Entonces empecé a pensar en los aspectos identicativos de mi trabajo. Pensé en los colores.

Se puede estudiar, utilizar siempre los mismos colores. Esos colores que nos encantan y con los que nos sentimos cómodos, esos que manejamos con más soltura. Y trabajar todo lo demás con libertad.

Ó bien utilizar siempre la misma temática ó situarse en un estilo visual de una época determinada, como Nathalie Lété.

También hay artistas que deliberadamente incluyen siempre en sus obras algún elemento identificativo, unas rayas, unos puntos…

Para concluir, yo pienso que lo ideal es que haya un equilibrio entre disfrutar con lo que se hace, y a la vez saber posicionarse y destacar de entre otros artistas, cultivando y controlando el estilo, porque eso nos va a traer los beneficios económicos. Se trata de cuidar nuestra marca, tiene más valor del que le damos los artistas. Pero hacerlo de manera que el estilo no se convierta en un monstruo que te esclaviza.

 

Publicado el

El Arte No se aprende sin cometer errores

playing in the garden, detail girl

El Arte No se aprende sin cometer errores

“No se puede aprender sin cometer errores”

Kiyosaki

“El miedo a cometer errores nos impide aprender”

Ana          (vale! que le he dado una vuelta de tuerca a lo que ha dicho Kiyosaki, o sea innecesaria mi aportación, pero no está de más repetir las cosas de otra manera)

Cuando empezamos cualquier actividad, tendemos a ser conservadores, la educación que hemos recibido…, la mayoria de los padres quieren protegernos tanto que nos avisan de peligros que nunca se materializarán.

Hace años abrí una tienda de ropa, las boutiques de toda la vida :) Esa tienda estaba abocada al fracaso, pero yo en aquel momento no era consciente de ello. ¡Estaba claro! con la información que yo manejaba y la nula experiencia que tenía en esos asuntos, lo lógico era que pasara lo que pasó. Al año y pico, tuve que cerrarla con pérdidas.

¿Me ha pesado lo que pasó? ¡En absoluto!

A ver, en aquel momento, me quedé desanimada, había puesto mucha ilusión en ese proyecto, pero lo que aprendí de la experiencia, que no fracaso, (la palabra fracaso no existe en mi vocabulario) fué más valioso que el dinero y el tiempo que perdí. Después del batacazo, me levanté y…,¡A otra cosa mariposa!

Comentarios de “apoyos” de los que te rodean

  • Ya te lo dije, si hubieras puesto la tienda en otro sitio…
  • Esa ropa no era la adecuada para ese barrio
  • Fué una imprudencia. No se te ocurra hacer algo así nunca más
  • Y  bla, bla, bla

Todos estos consejos, opiniones, imposiciones, son un freno para seguir avanzando y conseguir lo que tu quieres. Y te puede crear un trauma para toda la vida.

¡NO SE PUEDE APRENDER SIN COMETER ERRORES! Esto quién más lo sabe, son la gente de negocios, los emprendedores.

Aunque yo estoy convencida de ello, esta frase la tengo pegada a un lado de mi zona de trabajo, para tenerla presente siempre.

Y centrándome en lo nuestro, en el campo del Arte, pasa lo mismo. El miedo al fracaso, nos impide aprender lo que necesitamos para conseguir nuestros sueños.

Es una de las actividades, donde la gente, recibe más criticas. Todo el mundo se cree con derecho a opinar sobre el trabajo del artísta. No pasa lo mismo con los fontaneros, albañiles, carpinteros y otros, que solamente tienen que trabajar a satisfacción de su cliente.

Entonces con todas esas críticas, la mayoría de artistas se arrugan, se meten en su caparazón (lo mio no vale, soy un fracasado) ¡Que drama!

¡Olvídate de todo eso! y ¡TRABAJA!

Entra en tu Estudio y EMBORRONA, si emborrona, pinta, rompe, estropea, destruye, vuelve a repintar encima. ¡NO TENGAS MIEDO!

  • “Es que me he cargado un lienzo” Da igual!
  • “Es que llevo tres meses pintando este cuadro y ahora no me acaba de convencer, pero he estado tanto tiempo…” Ya sé, pero da igual, pinta encima o tíralo.

Cuando yo empezaba a pintar, esa fué mi manera de aprender, cuando algo no me convencía, pintaba de nuevo encima. La gente se horrorizaba, Ay que pena con lo bien que te había quedado. Pero ¿Como?! ¿Que ya te has cargado el cuadro del otro dia?! Ahora me parto de la risa recordando esos comentarios. Pues sí! Si algo no me convencía, a Repintar encima!

El baño azul, detalle

Resulta dificil destruir o repintar encima de un cuadro que te ha llevado varios dias pintarlo, pero créeme no hay otra manera de aprender. Si eres conservador has perdido la partida.

El problema no es el coste de un lienzo que hemos estropeado. ¡No! tu y yo sabemos que el problema es otro, es el miedo a volverte a equivocar, a cometer nuevos errores. ¿Que estoy haciendo? Esto yo no lo controlo, ja, ja, ja, la obra me está controlando a mi.

¡BIENVENIDO a este campo de minas, las dudas! La gran aliada del artísta, la duda.

Cuanto más perdido estés, mejores resultados obtendrás.

Ya hablaré y ampliaré sobre este tema de porqué es tan interesante LA DUDA, ya que dá para un capítulo aparte.

PD.

Por favor repartid las comas y puntuaciones varias que yo siempre me dejo :)

Si este contenido te ha parecido interesante, compártelo. Haz click en los botones de abajo. ¡¡Gracias!!