Posted on

Los diez mandamientos del artista plástico

diez-mandamientos

Los diez mandamientos del artista plástico

No se si me he dejado algún mandamiento importante, pero esta lista se puede ir ampliando con tu aportación en comentarios.

Lo que he escrito está basado en mi propia experiencia.

El primer mandamiento. Te puedes pasar años esperando que alguien te descubra y te eleve a los cielos, eso rara vez ocurre. Las oportunidades siempre vienen cuando has demostrado que eres rentable, que tus obras se venden y que la galería o el representante va a ganar dinero. Si tu mismo no eres capaz de venderlas, ¿Por qué crees que las van a vender los demás?

Sí ya sé, me dirás que porque el galerísta tiene una cartera de clientes (coleccionistas) a los cuales venderles, pero un galerista no va a ofrecerle a sus coleccionistas las obras de alguien que empieza o no es conocido, ya que es posible que un principiante se rinda y lo deje y entonces el coleccionista que compró esa obra se encuentra que su compra ha perdido valor.

Por eso es muy dificil que una galería seria te ofrezca una primera exposición, si no eres ya conocido, es lógico, porque de lo contrario van a perder dinero.

El segundo mandamiento. El etiquetado que se usa en el mundo del Arte, resulta infantil y denigrante para el artista.

Porque te puedes pasar toda la vida etiquetado como artista emergente, porque nunca llegas a ser artista reconocido por el mundo del Arte, o cotizado o no has expuesto aqui o allá, aunque tu obra sea una obra madura.

El tercer mandamiento. Pues eso que es una soberana tontería gastar dinero (sin que se generen ventas) para exponer e ir añadiendo lineas en tu curriculum. A gastar dinero, no me refiero a pagar por metro de pared, sino a gastar en transporte de la obra, o invitaciones o catálogo, etc. Pagar por metro de pared, aún es más grave todavía. Cuidado con las pseudogalerias que te proponen exponer a cambio de dinero, prometiendo ventas y ofrecíendote la luna, aqui o en Nueva York o en Paris. No te creas nada y huye corriendo en dirección contraria.

El cuarto mandamiento. Si quieres lucir como un profesional, no regales tus obras. Lo que perciben los demás es que no tienen valor, por eso las regalas. Aunque estés empezando y estés ansioso por que los demás tengas tus obras y las admiren, ese no es el mejor método para que eso ocurra.

El quinto mandamiento. La perseverancia y el trabajo continuado enfocado en tu estilo, en la creación de tu mundo propio, donde queden reflejados tus sentimientos, es la única manera de que tu obra trascienda y emocione a los demás.

El sexto mandamiento. Si lees las biografías de los Grandes Maestros, te asombrarás de las luchas interiores que tenían, las dudas que arrastraban sobre su estilo, su técnica de dibujo, los colores…

Curioso ¿verdad? nosotros admiramos su obra, envidiamos su técnica, su perfección, su gracia.

Y ellos sin embargo no se veian con esos ojos, ¿Te suena? Pues sí, yo cuando leía sus biografías me sentia reflejada y de alguna manera me confortaba saber que ellos habían sufrido esas mismas inseguridades.

El séptimo mandamiento. Nadie sabe hasta donde vas a llegar, porque es un camino que es la primera vez que alguien lo recorre, tu,  y porque es tu propio camino. Todo está por hacer y lo tienes que hacer tu. Eres la máxima autoridad para saber que está bien y que está mal, porque es tu mundo, lo estás creando tu.

Alguien te puede decir que tu técnica de dibujo no es buena ¿Por que? ¿Porque no es la técnica acádemica? Eso da igual mientras a ti te sirva para construir tu mundo pictórico de manera que fundamente tu discurso, lo que quieres decir.

El octavo mandamiento. Es fundamental la confianza en uno mismo, sobre todo en esta actividad. Aqui es muy fácil desmoralizarse, venirse abajo, cuando te cierran puertas o critican tu trabajo.

Tómalo como una opinión de esa persona que puede que esté equivocada o no tenga la suficiente formación artística o simplemente no le gusta lo que haces. También es posible que tengas que trabajar más para adquirir habilidades que aún no tienes.  Pero hay que escuchar las críticas con distancia. Mejorar en lo que podamos, pero no quedarnos en estado de shock ante una crítica.

El noveno mandamiento. La realidad se impone, y el mercado tiene sus propias leyes. Poner el precio adecuado a las propias obras es muy dificil, es un ejercicio de ensayo error, hasta dar con el precio correcto. Es un equilibrio entre obtener beneficios que consideremos suficientes y a la vez que nuestro trabajo se venda con cierta consistencia y ritmo adecuado, de manera que podamos vivir de esto.

El décimo mandamiento. Es totalmente necesario seguir adquiriendo habilidades técnicas, de materiales, de base de dibujo (muy importante), de colores. La práctica hace al maestro. Llenar las carencias que tienes. Ahí donde pienses que estás más flojo, ahí has de insistir.

La formación. El estudio de los Grandes Maestros. Y todo lo que creas que te pueda servir, para construir una base sólida, es un aprendizaje que no debe acabar nunca. Matisse siendo ya un artista reconocido, aún iba a la Academia Julian a seguir aprendiendo.

Si has llegado hasta aquí, es porque te ha interesado. Me alegro que haya sido así.

Si este contenido te ha gustado, compártelo. Haz click en los botones de abajo. ¡¡Gracias!!

 

Posted on

El Arte No se aprende sin cometer errores

playing in the garden, detail girl

El Arte No se aprende sin cometer errores

“No se puede aprender sin cometer errores”

Kiyosaki

“El miedo a cometer errores nos impide aprender”

Ana          (vale! que le he dado una vuelta de tuerca a lo que ha dicho Kiyosaki, o sea innecesaria mi aportación, pero no está de más repetir las cosas de otra manera)

Cuando empezamos cualquier actividad, tendemos a ser conservadores, la educación que hemos recibido…, la mayoria de los padres quieren protegernos tanto que nos avisan de peligros que nunca se materializarán.

Hace años abrí una tienda de ropa, las boutiques de toda la vida :) Esa tienda estaba abocada al fracaso, pero yo en aquel momento no era consciente de ello. ¡Estaba claro! con la información que yo manejaba y la nula experiencia que tenía en esos asuntos, lo lógico era que pasara lo que pasó. Al año y pico, tuve que cerrarla con pérdidas.

¿Me ha pesado lo que pasó? ¡En absoluto!

A ver, en aquel momento, me quedé desanimada, había puesto mucha ilusión en ese proyecto, pero lo que aprendí de la experiencia, que no fracaso, (la palabra fracaso no existe en mi vocabulario) fué más valioso que el dinero y el tiempo que perdí. Después del batacazo, me levanté y…,¡A otra cosa mariposa!

Comentarios de “apoyos” de los que te rodean

  • Ya te lo dije, si hubieras puesto la tienda en otro sitio…
  • Esa ropa no era la adecuada para ese barrio
  • Fué una imprudencia. No se te ocurra hacer algo así nunca más
  • Y  bla, bla, bla

Todos estos consejos, opiniones, imposiciones, son un freno para seguir avanzando y conseguir lo que tu quieres. Y te puede crear un trauma para toda la vida.

¡NO SE PUEDE APRENDER SIN COMETER ERRORES! Esto quién más lo sabe, son la gente de negocios, los emprendedores.

Aunque yo estoy convencida de ello, esta frase la tengo pegada a un lado de mi zona de trabajo, para tenerla presente siempre.

Y centrándome en lo nuestro, en el campo del Arte, pasa lo mismo. El miedo al fracaso, nos impide aprender lo que necesitamos para conseguir nuestros sueños.

Es una de las actividades, donde la gente, recibe más criticas. Todo el mundo se cree con derecho a opinar sobre el trabajo del artísta. No pasa lo mismo con los fontaneros, albañiles, carpinteros y otros, que solamente tienen que trabajar a satisfacción de su cliente.

Entonces con todas esas críticas, la mayoría de artistas se arrugan, se meten en su caparazón (lo mio no vale, soy un fracasado) ¡Que drama!

¡Olvídate de todo eso! y ¡TRABAJA!

Entra en tu Estudio y EMBORRONA, si emborrona, pinta, rompe, estropea, destruye, vuelve a repintar encima. ¡NO TENGAS MIEDO!

  • “Es que me he cargado un lienzo” Da igual!
  • “Es que llevo tres meses pintando este cuadro y ahora no me acaba de convencer, pero he estado tanto tiempo…” Ya sé, pero da igual, pinta encima o tíralo.

Cuando yo empezaba a pintar, esa fué mi manera de aprender, cuando algo no me convencía, pintaba de nuevo encima. La gente se horrorizaba, Ay que pena con lo bien que te había quedado. Pero ¿Como?! ¿Que ya te has cargado el cuadro del otro dia?! Ahora me parto de la risa recordando esos comentarios. Pues sí! Si algo no me convencía, a Repintar encima!

El baño azul, detalle

Resulta dificil destruir o repintar encima de un cuadro que te ha llevado varios dias pintarlo, pero créeme no hay otra manera de aprender. Si eres conservador has perdido la partida.

El problema no es el coste de un lienzo que hemos estropeado. ¡No! tu y yo sabemos que el problema es otro, es el miedo a volverte a equivocar, a cometer nuevos errores. ¿Que estoy haciendo? Esto yo no lo controlo, ja, ja, ja, la obra me está controlando a mi.

¡BIENVENIDO a este campo de minas, las dudas! La gran aliada del artísta, la duda.

Cuanto más perdido estés, mejores resultados obtendrás.

Ya hablaré y ampliaré sobre este tema de porqué es tan interesante LA DUDA, ya que dá para un capítulo aparte.

PD.

Por favor repartid las comas y puntuaciones varias que yo siempre me dejo :)

Si este contenido te ha parecido interesante, compártelo. Haz click en los botones de abajo. ¡¡Gracias!!

 

Posted on

La libertad no es solo…

La libertad no es solo poder ejercer tus derechos como ciudadano, poder votar, etc, La Libertad es también poder de elección, elegir lo que nos gusta, lo que nos emociona, lo que nos motiva sin que nadie nos quiera etiquetar, alinear con una opción política o religiosa o de cualquier otra índole.

La uniformidad es una forma más de coartar la libertad de las personas dentro de sociedades democráticas, con plenos derechos, donde los ciudadanos sin embargo siguen corrientes de moda, consignas, pensamientos, etc., por miedo a quedar excluidos del grupo.

Los adoctrinamientos se dan actualmente y son las dictaduras dentro de las democracias y hoy se dispone de muchos medios de comunicación para hacer que el ciudadano asimile unas determinadas ideas sin que lo note.

Nadie esta inmune a estas influéncias, sería tonto pensar eso, pero nos queda nuestro poder de reflexión, nuestra voz interior y el sentido común, para neutralizarlas.

Y llevando el tema a lo personal, al individuo, a cada uno de nosotros, a lo más importante. Es saludable y ensancha el espiritu hablar de nuestros gustos sin miedos, por contradictorios que sean, por ridículos que parezcan a ojos de los demás.

Lo verdadero, lo auténtico, tiene que ver con lo que sentimos y somos y elegimos. Todo eso conforma nuestro carácter, nuestra personalidad. Las poses forzadas de lo que no somos, nos encorsetan y además damos una imagen borrosa de nosotros mismos.

Esta reflexión muy meditada por mí desde no sé cuando, viene a cuento porque ayer me escribió una amiga y a mi pregunta general de ¿ande andas? me respondió que estaba leyendo a Chejov… Yo a mi vez estaba trabajando en el ordenador, viendo la pelicula “Alguien voló sobre el nido del cuco” y cuando hacian anuncios, lo pasaba a “Gran hermano” que ayer no me gustaba mucho, les echaban montón de liquidos pastosos, papilla o que sé yo, por encima, estaba un poco desagradable.

Todo esto lo explico porque a veces algunas personas que vienen por mi casa se asombran de mis gustos y me los afean diciendo ¿Como ves esos programas?! Según su criterio no me pega tener esos gustos televisivos (o aún peor pueden pensar que mi capacidad intelectual es muy corta) asi que solo tendría que ver cosas intelectuales, culturales, científicas, etc., todo muy uniformado, pero resulta que a mi me gustan muchas cosas diferentes, eclepticismo a tope, soy curiosísima en montón de temas y ¡que demonios! no tengo que justificarme, ¡veo lo que me da la gana, faltaría más!.

Bueno para esas personas y para todas las que en un futuro se sientan con ganas de etiquetar a otros, ahí van algunos de mis gustos contradictorios.

Me gusta esta música:

Los Chunguitos. Joselito me emociona. Camela, me va su marcha. Los Panchos. Rocío Dúrcal y sus canciones mejicanas. Isabel Pantoja, su “marinero de luces” me encanta! Lola Flores cantando y bailando con Manolo Caracol, Wow, fuego puro! Los Beatles. Algo de música clásica, como Mozart, Beethoven, El Gregoriano, los fados portugueses, Música antigua, me encanta como la que interpreta Jordi Savall. No os perdais el video documental, es una verdadera joya.

Me gustan estas películas:

2001 Odisea en el espacio. El espiritu de la colmena. Las de Paco Martinez Soria y otras similares. El cine mudo en general, me encanta. La noche del cazador. To be or not to be. Pulp fiction…Y miles de pelí­culas más.

Me gusta esta televisión:

Sálvame y otro programas parecidos, prensa rosa, debates políticos como El gato al agua, de Intereconomía y otros similares, reportajes científicos de naturaleza o de investigación sobre el comportamiento humano, concursos, peliculas, etc.

Me gusta esta lectura:

Dale Carnegie. “Como suprimir las preocupaciones y disfrutar de la vida” este libro es una joya de sabiduria, lo tengo siempre en mi mesilla. Biografías de grandes personajes, la de Edison es mi favorita. Libros de Arte. Técnicos de todo tipo, Novelas, poesia antigua Garcilaso, S. Agustin, otros autores como Miguel Hernandez, Machado y muchos libros más!

Me gusta este arte:

Románico y anterior, Renacimiento, Impresionismo (aunque solo algunos autores) y etc.

Y todo lo que me intrigue, me interese, me divierta, me instruya, me haga reflexionar, me emocione…

Buen fin de semana! A divertirse!